martes, 23 de marzo de 2010

Decepciones

Porque la decepción viene a mí como tu eyaculación ya anunciada.
Súbita y sin previo aviso… se sabe que llegara, pero no en qué momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada